Por: Monserrat Ortega Hernández
Gestor de Calidad en GSB

Se recomienda aplicar el método de Planear, Hacer, Verificar y Actuar (PHVA) para la práctica de control. A continuación, explicamos el significado de los términos del ciclo PHVA:

Planear (P):  consiste en establecer metas para los indicadores de resultado y la manera (el camino, el método) para alcanzar los objetivos propuestos.

Hacer (H): ejecución de las tareas exactamente de la forma prevista en el plan y en la recolección de datos para la verificación del proceso. En esta etapa es esencial el entrenamiento en el trabajo resultante de la fase de planeamiento.

Verificar (V): tomando como base los datos recolectados durante la ejecución, se compara el resultado obtenido con la meta planificada.

Actuar (A): esta es la etapa en la cual el usuario detectó desvíos y actuará de modo que el problema no se repita más.

Es importante visualizar el ciclo de PHVA como un método de control de procesos:

El Ciclo de PHVA se puede utilizar para:

Mantenimiento      

El mantenimiento del nivel de control, cuando un proceso es repetitivo y el plan consta de una meta que es un conjunto aceptable de valores y de un método que comprende los “procedimientos operacionales”. Por lo tanto, el trabajo que se ejecuta a través del ciclo PHVA en el “Mantenimiento” consiste, esencialmente, en el cumplimiento de “procedimientos operacionales”.

Los indicadores de resultado, en este caso, son conjuntos de valores-estándar como, por ejemplo: calidad-estándar, costo-estándar, plazo estándar, cantidad-estándar, etc.

Mejoramiento

El mejoramiento del nivel del control, ocurre cuando el proceso no es repetitivo y el plan consta de una meta, que es un valor definido, y de un método que comprende aquellos procedimientos propios, necesarios para alcanzar la meta.

El camino adecuado para obtener mejoras continuas en los procesos es el que conjuga los dos tipos:

Artículo escrito basado en fragmentos de artículos de mejora continua de procesos