Tiempo de reflexión: aprendizajes del 2020

Justo hace un año escribía en mi muro: “Les deseamos unas felices fiestas y seguro este año 2020 será inolvidable”, ciertamente no sabía que las últimas 5 palabras nos marcarían como nunca. Estamos ya a casi un año de la pandemia por COVID-19 y esperando con ansias la aplicación de la vacuna para regresar a la “nueva normalidad”.

He hablado con amigos, colegas de trabajo, directores, médicos, he asistido foros y más con el objetivo de ver qué nos dejó este 2020, cada uno fue marcado de forma diferente. Puede resumir los aprendizajes de GSB así:

  • La increíble adaptabilidad que tenemos como seres humanos. Pasamos de estar en una oficina a trabajar en casa.
  • Conocernos más. A pesar de no convivir como antes, con las videoconferencias forzosas nos obligó a estar “más” cerca de la gente. En lo personal, convivir con la familia, antes eran 12 a 14 horas fuera de la casa, ahora pasó a ser 24 horas en casa.
  • Superar los miedos. Muchos empresarios, directores, jefes, líderes, no creían en el home office y solo hasta que la situación los obligó a hacerlo pudieron comprender su valor.
  • La confianza aumentó. La productividad ya no se mide en horas de oficina sino en resultados.
  • Reducción de costos en oficinas. Los gastos se redujeron al evitar el traslado a los centros de trabajo, comidas fuera de casa, entre otros.
  • Descubrir que en lugar de perder 2 horas o más en el tráfico puedes aprovecharlo capacitándote, leyendo, haciendo ejercicio, disfrutando de tu familia y mucho más.
  • Aunque la higiene es algo que siempre debe estar presente en nuestra cotidianidad, a muchos se les olvida, ahora más personas lavan sus manos, usan alcohol en gel y otras medidas preventivas que surgieron durante la pandemia.
  • Debido al confinamiento, el uso de aplicaciones para compras en línea, como comida y otros productos se disparó hasta más del doble en muchos países.
  • Los viajes de placer y trabajo pararon drásticamente, esto cambió la forma de relacionarnos y hasta de hacer negocios. El no poder estar con tus seres queridos o poder firmar un contrato fue todo un aprendizaje.
  • Increíble el apoyo y la sinergia lograda: en casa, con tu equipo de trabajo, familiares y amigos. Estamos aquí por saber que podemos contar con alguien.

Con todo esto me queda claro que nada está escrito y la vida sigue, cito al Cardenal John Henry Newman: “En un mundo superior puede ser de otra manera, pero aquí abajo, vivir es cambiar y ser perfecto es haber cambiado muchas veces”. 

Ing. Ben Orta

Managing Director GSB

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Intranet