Por: Karla Chávez

Soporte de Reclutamiento en GSB

¿Alguna vez pensaste en lo que puedes llegar a aprender en Recursos Humanos, fuera de la administración de personal, elaboración de nómina o pre-nómina, entre otros asuntos? Después de un tiempo en esta área me he enfrentado a dificultades y he celebrado logros también que me han llevado a aprender y a generar diferentes estrategias, específicamente en el seguimiento al colaborador, comparto algunas de ellas:

Cuando estás en contacto constante con las personas, de cierta forma aprendes a observar y a identificar necesidades e incomodidades de la gente, lo que te lleva a tratar de ser más empático, paciente, a enfrentar y resolver  ciertas situaciones. También, logras conectarte, más allá de tener confianza como “amigos” las personas buscan acercarse a ti para aclarar dudas, resolver alguna situación o incluso para pedir apoyo, y eso es punto muy importante para mejorar la comunicación y que el seguimiento con los colaboradores sea más fructífero.

Sin embargo, a veces te enfrentarás con algunas complicaciones, por ejemplo, cuando la comunicación entre el colaborador y tú se ve afectada por algún descontento o alguna otra situación, es importante que mantengas la calma y por más trillado que suene respires, ya que esto te ayuda a dar una pausa a las reacciones inmediatas que un conflicto nos puede generar, después, para que el colaborador pueda comenzar a relajarse, puedes usar frases como “permíteme explicarte, para que podamos tener esto claro y se pueda resolver lo más pronto posible”, en caso de que esta técnica no funcione, puedes optar por comentar: “podemos conversarlo más tarde, para comunicarnos mejor y aclarar la situación”.

Otro punto a resaltar es que crear vínculo con otros a veces no resulta fácil, por lo que puede ser difícil identificar cómo se sienten realmente en la empresa y surge una preocupación sobre la prevención de riesgos, apoyo y mejoras, aparecen preguntas como: “¿y si no logro identificar algún foco rojo y esto explota?, ¿cómo lo resuelvo?, ¿podré hacerlo?”, pero es importante que tomes en cuenta que no se puede presionar a la gente y que debes respetar su espacio, sólo puedo recomendarte que estés al pendiente de la operación día a día y sigas manteniendo el contacto con ellos por si algo surge para que puedas actuar con la mayor rapidez, claro que siempre con un previo análisis de la situación, para que sea eficiente.

Al principio puede ser abrumador, pero al final descubrirás que todas estas pruebas te ayudan a tener un crecimiento y si volteas a ver dónde estabas y lo comparas a donde estás ahora notarás que lo que has desarrollado es más de lo que pensabas.