Por: Raziel Zavala

Soporte de Reclutamiento en GSB

El proceso de capacitación es necesario para todos los profesionistas, pese a que la palabra puede sonar demasiado rigurosa, sería conveniente comenzar por aclarar qué es en realidad. La página www.conceptodefinicion.de  define la capacitación como:

“…conjunto de actividades didácticas, orientadas a ampliar los conocimientos, habilidades y aptitudes del personal que labora en una empresa.”

El mundo evoluciona constantemente, los empleos de ahora no son los mismos que hace 20 años y no serán los mismos que en 30. La capacitación permite acceder a nueva información para actualizarnos, ser competitivos, funcionales y eficaces. Es necesaria y continua, así que las empresas buscan proveer a su capital humano de las habilidades que necesitarán o empatizan más con sus metas generales, sin embargo, la capacitación adecuada para nosotros mismos puede diferir de las que nuestro empleo provee, esto no significa que no sea provechosa, al contrario, busca completar la preparación partiendo de lo general a lo personal.

Estos consejos te pueden ayudar a escoger la capacitación que necesitas:

Razones

Ten el motivo correcto para asistir a un curso, una capacitación debe atender las necesidades que tenemos como recursos en una empresa, los seminarios y cursos más de moda pueden ser interesantes pero carentes de una coherencia con nuestro perfil laboral. Las metas y funcionalidad tienen que compaginar con nosotros, pues esto no significa repetir la misma capacitación. Escoge el curso que tenga relación con tu perfil laboral, que explote y desarrolle tus habilidades pero que también amplíe tus horizontes, nueva información útil siempre será bienvenida.

Certificaciones

No desperdicies tus recursos pues no todos los lugares están preparados para brindar una capacitación correcta. La gran mayoría de capacitaciones especifican si brindan algún tipo de certificación o diploma, esto es una evidencia fundamental de nuestra capacitación así que infórmate para no invertir en algo que no servirá para más adelante, recuerda que las certificaciones tienen un gran peso curricular y si una institución de renombre las proporciona, su valor es incluso mayor.

Situaciones técnicas

Hablando de no desperdiciar, hay factores a los cuales no podemos ignorar como el lugar, precio y tiempo, pues son importantes a la hora de seleccionar nuestro siguiente curso de capacitación. La locación es algo que a veces no dimensionamos y puede causarnos más problemas. Asegúrate que no tienes que cruzar toda la ciudad, no es conveniente transportarte por 2 horas para presentarte a un curso de 1 hora. Toma en cuenta: si tu compañía te da la libertad para capacitarte regula tu tiempo, trata que los cursos no afecten tu rutina de trabajo ni los plazos de entrega. Finalmente, el precio, el único consejo válido para este punto es “hazlo valer”. Todos tus recursos son importantes así que infórmate para que realices una inversión y no un gasto.

La capacitación es un deber no una obligación, intenta capacitarte de acuerdo a las necesidades del mercado laboral, tu trabajo actual y tu plan de carrera. La información cambia y se refresca, es deber de un profesionista estar actualizado, así que revisa con periodicidad el desarrollo de tu empleo, qué nuevas habilidades requieres o nuevos conocimientos que son indispensables.

Si quieres seguir trabajando en el futuro, prepárate.

Consulta la oferta de cursos y diplomados de GSB aquí: http://gsb.lat/mx/capacitacion.php